Cuteki widgets
relojes web gratis
Plan Igualdad
Plan Igualdad
kilometro 0

Pilar Távora

Biografía


 Nace en Sevilla, en el barrio del Cerro del Águila. 
Desde pequeña está en contacto con el mundo del arte; primero con el mundo taurino a través de su familia y más tarde con el mundo del cante flamenco y del teatro. 
 Ingresa en la Facultad de Psicología de Sevilla, pero en 1980 la abandona para dedicarse al Cine. 
 Una de las primeras profesoras de la Escuela Andaluza de Cinematografía.
 Ha escrito y dirigido los largometrajes “Nanas de espinas” (1984) y “Yerma” (1998) y ha producido e intervenido en numerosos documentales, cortos y espectáculos...
 Actualmente prepara su próxima película, “Tatuaje”. 
 Entre sus últimos proyectos figura el rodaje de un documental sobre la vida de la población gitana en distintas partes del mundo.

 

Video

Enlaces

Sevilla

¿Qué es Sevilla?
Una parte fundamental de mi propia historia.

Si Sevilla fuera una flor sería...
Nardo y Clavel.

Si Sevilla fuera un olor...
Mezcla de romero y azahar… y a albero mojado de la maestranza.

Si Sevilla fuera un sonido...
una marcha procesional de paso de palio.

Si Sevilla fuera una cancion sería...
Cualquier cante por soleá sin estridencias, pá dentro y bajito.

Si Sevilla fuera un libro sería...
Quizás uno casi imposible de escribir. Es difícil contar Sevilla, pero me quedaría con Ocnos de Cernuda o Las cabañuelas de Agosto de Antonio Burgos, película que siempre quise hacer y a la que aún no renuncio.

Si Sevilla fuera una tapa sería...
Espinacas con garbanzos en cualquier bodeguita.

Si Sevilla fuera un barrio sería...

Una mezcla de San Vicente, Triana y el Arenal.

Si Sevilla fuera una calle sería...
Cualquiera que desemboque en la giralda.

Si Sevilla fuera un paseo sería por...
Calle Betis, sin perder de vista el río y sus dos márgenes.

Si Sevilla fuera un parque sería...
El de María Luisa pero cuidado y conservado y dentro de éste la glorieta de Bécquer.

Si Sevilla fuera una Hermandad de Penitencia sería...

La de los gitanos o la del Cerro a las que me vinculo emocionalmente. Faltaría alguna como Quinta Angustia o Santa marta para que fuese completa la representación estética y simbólica.

Si Sevilla fuera un Camino del Rocío sería con la Hermandad de...
Nunca vinculo ni relaciono a Sevilla con el Rocío. Pero si hay que elegir alguna quizás Triana.

Si Sevilla fuera una playa sería...
Una playa amplia, de arena fina que no podría dejar de tener algún recoveco, algún acantilado para no poder ser conocida ni contemplada de inmediato y para guardar secretos.

Si Sevilla fuera una expresión sevillana, la que mas utiliza es...
“Ojú, vaya por Dios”.

Si Sevilla fuera un café ¿sacarina o azucar?
Catunambú y, sin duda, con azúcar.

Si estoy lejos, lo que mas echo de menos de Sevilla es...
Su estética y su luz. Y mi familia

Si estoy lejos, de lo que más presumo de mi ciudad es...

De querer siempre volver y estar cerca de ella. Respirarla y volver a salir.

Si tuviera que mostrar un rincón especial a un turista ¿Qué ensenaría y por qué?
El Alcázar por dentro y por fuera y todo su alrededor. En pocos metros cuadrados se acumulan siglos de historia y de esencia.

Si tuviera que hacer un regalo sevillano ¿Qué regalaría y por qué?
Agua de Sevilla y yemas de San Leandro porque a Sevilla hay que olerla y degustarla.

¿Aljarafe o Bermejales?
La Plaza de Santa Isabel, por ejemplo.

¿Qué es el Guadalquivir además de un río?
El origen y la vida de la ciudad por eso tendríamos que mirarnos más en él.

¿Qué reluce en Sevilla, además de una torre?
Un espíritu casi imperturbable.

¿Hacia donde prefiere que señale el giraldillo?
Al sur en su profundidad.

A Sevilla le sobra...
Mucho progre que presume de criticarla para que no lo confundan con lo que realmente son y, junto a ellos, también mucho olor a brillantina y a círculo de labradores.

A Sevilla le falta...
Gente que no especule con ella y que la quiera como es, con virtudes y defectos. Y, como a toda ciudad de sus características, una seria y sana autocrítica.